Cada día nos levantamos y nos acostamos con una reunión de equipo, haciendo repaso de lo que ha sido, preparando lo que será mañana. Compartir estos momentos es vital, para ser conscientes de dónde estamos y no perder el hilo de a dónde vamos.

Sin embargo, a pesar de estar preparados, organizada y listos para actuar, a la hora del directo surgen imprevistos. Inevitables.

Lo importante y lo bonito, es que como equipo, seamos capaces de encontrar el orden dentro del caos. Llevamos días rodando, y la complicidad que tenemos como grupo, nos hace ser cada vez más rápidos y ágiles en la reacción y actuar en consonancia. Somos un equipo!!

Hoy amanece así de bonito y estamos llenos de energía para empezar un nuevo día en Ponferrada!!