El tiempo no es un enemigo

Me siento un completo afortunado por haber podido conocer y convivir con todos los Davinci durante todo su paso por Galicia. Simplemente quiero compartir un pequeño texto con el que me encontré durante esos días y que quise guardar porque sabía que reflejaba lo que ahora estoy viviendo:

Procuremos vivir las “pequeñas cosas” que nacen en cada momento. No veamos al tiempo como un enemigo. El tiempo simplemente “es”.

Parémonos unos segundos a lo largo del día y simplemente observemos: la respiración, el mundo y la vida. Vivamos con presencia en cada beso, pues “morimos” cuando sufrimos porque se acaba o anhelamos con doloroso deseo el siguiente. Se alejan los labios, no el regalo que dejan.

Hagamos lo mismo con el resto de nuestras acciones diarias: sonrisas, comidas, paseos…

“La mariposa no cuenta los meses sino los instantes, pero le bastan”

Después de pasar por la caravana hay algo que sigue igual… no se qué va a ser de mi vida, incertidumbre, es genial. Lo que tengo claro es cómo quiero vivir y los valores que quiero que me rodeen: solidaridad, responsabilidad, amistad, amor… y dedicar cada minuto de mi vida a ser feliz.

En este viaje nos hemos subido juntos a una montaña rusa, hemos completado la primera subida. Toca bajar. Pero igual que todo lo que sube baja (y mucho), también todo lo que baja sube. Maravilloso. La vida es genial por gente como vosotros. Amigos, música y deporte

Gracias familia! Nos vemos pronto!