Hay visitas a la caravana que fueron únicas. No todos los momentos que vivían los DaVinci estaban cargados de emociones agradables, y después de 8 días de viaje, se ponía a prueba el espíritu de superación, las ganas y el sentido del proyecto y de las personas que lo formaban. No todas las actividades planificadas se podían hacer, estábamos “vendidos” al devenir de nuestra nueva vida, que vivíamos dentro de nuestra nueva casa. Por ello, gracias a Katya Vázquez y Mariona, que sin hacer nada, hicieron mucho más de lo que ellas piensan. Aquí os dejamos un pedacito de ellas, de su asociación, y del próximo evento que harán con su madrina Rozalén en primavera de 2016. Os recomiendo escuchar el RAP que define tu magia y lo que hacen. Es probable que conozcas a alguien con diversidad funcional, no dudes en ponerte en contacto con ellas para lo que necesites. Gracias chicas por hacer este mundo más integrador y amable para tod@s.