La sexualidad y el género es una parte fundamental de quiénes somos y qué queremos hacer que no habíamos abordado como tal hasta ahora.

Hoy en Salamanca hemos tenido una aproximación real con jóvenes que se han acercado hasta nosotros. La convocatoria sólo ha atraído a chicas, eso ya es un indicio de que el calado no llega igual a todos los públicos.

A través de diferentes dinámicas sacamos a flote que hay que romper con la barrera y el miedo al “SEX”. La educación sexual es fundamental para acabar con estos prejuicios y afrontar la sexualidad desde la libertad y la naturalidad.