“Me llamo Daniel Vázquez y me encantan las personas. Por eso estudié Sociología. Como lo que se me presentaba al acabar era demasiado teórico estudié coaching, y tuve la suerte de hacerlo con los mejores del mundo. Entre ellos está John Whitmore, uno de los pioneros y autor del best-seller Coaching for performance, con quien aún hoy día mantengo una bonita relación de amistad y mentoría. Lo visito en su casa una o dos veces al año.

Ahora hago coaching y procuro inspirar a las personas y organizaciones a dar más de sí con charlas, formaciones y mis artículos en mi blog www.reflexionasistida.com. También estoy desarrollando un programa de gestión para PyMEs con un amigo.

Creo que estamos en una situación de riesgo, pues es muy fácil frustrarse y sentirse impotente ante la crueldad política que campa a sus anchas hoy en día. Sin embargo, como decía Viktor Frankl, hay una libertad última que nadie puede arrebatarnos: la actitud con la que enfrentamos aquello que ocurre en nuestra vida. Diciéndolo alguien que estuvo años en un campo de concentración, viendo la mayor y más horrible miseria humana, creo que le debemos, al menos, reflexionar sobre ello.

Mi reflexión me ha llevado a aceptar las cosas como vienen, pero siempre con una sonrisa (¡o al menos haciendo un esfuerzo por sonreír!). Es desagradable ver como las instituciones educativas se mantienen vetustas y cómo parece que se promueven la ignoracia y una falta de sentido crítico peligroso. Pero, ¿cuáles son mis opciones? No me apetece resignarme. Me parece aburrido. Creo que es mejor seguir adelante y hacer lo que pueda por ayudar a otros.

Por eso mi motivación es ser útil. Eso es lo que quiero hacer con mi vida. Que cada palabra, pensamiento y acción sean de beneficio para otros. ¿Como sería el mundo si todos fuesemos beneficiosos? ¡Pues sería una gran fiesta!