Un camino que parecía no tener luz.

Hola 🙂 Me llegó esta pregunta en un muy buen  momento de mi vida… Al pensar en ella, me costó trabajo definirla; si hay veces que ni siquiera sé qué quiero comer o qué quiero hacer, ¿cómo sé qué quiero hacer de mi vida? No era tan difícil como parecía.

Hace 1 año terminé la prepa y comencé mis estudios de Medicina en la mejor universidad de México. Fue difícil el proceso, pero era mi sueño estar ahí y ser una de las tantas afortunadas en quedarme. Pasaron los meses y me daba cuenta que Medicina no era el sueño que quería. Algo había en esa escuela que me hacía apagar mi luz poco a poco… 

No sabía qué hacer, la gente me decía que era normal lo que me pasaba, que Medicina es dura pero de lo mejor, y cosas que en verdad no entendía. ¿No te ha pasado que alguien te opina o tú no puedes entender con qué facilidad aconsejan? Así me sentía yo. 

Decidí dejar esa escuela, seguir con mi sueño de Medicina y entrar a otra. Comenzaba el 2015, y yo no tenía ni idea si Medicina era mi sueño, si esa era mi meta y por lo cual tendría que sonreír todos los días. 

No tenía ni idea de lo que pasaría este nuevo año.

Pasó una semana del nuevo año, y mi abuelito falleció. Yo, para esa fecha, no sabía qué escuela era para mí porque mis trámites de beca para la escuela que quería estaban rechazados. Mi abuelito fallece, mi papá se va apagando poco a poco, y es ahí cuando me doy cuenta de que la vida se esfuma en un segundo.

Mi abuelito vivió sus buenos años, pero la noticia de su partida fue como un balde de agua fría. ¿Qué pasaría si yo me muero mañana?

A esta pregunta viene la razón de este texto: ¿Qué quiero hacer con mi vida?

No entré a la escuela que quería porque no me dieron la beca, la situación económica en casa se deterioraba, la pasaba mal con el chico que salía… todo, todo parecía abrumador.

Un buen día, de la nada, te vuelves a preguntar: ¿Qué pasaría si me muero mañana? ¿Qué quiero hacer con mi vida? 

Para responder dichas preguntas, tienes que querer decidir. Tienes que definir lo que vas a decidir. Tienes que desprenderte un poquito de tu presente para imaginarte en estado pleno. Tienes que tomar el presente para ver con qué armas cuentas. Tienes que ver al pasado… para apreciar lo que ha sucedido ya y saber que, cada decisión hecha atrás, ha definido lo que eres hoy.

Razón de mis dudas en la carrera: Miedo. Ese era el obstáculo para definir que lo que quería hacer con mi vida es tener un goce pleno de mis actividades. Disfrutar cada una de ellas como si este día fuera el último de mi día.

Quiero no cuestionar lo que ha pasado, quiero aceptar tanto la felicidad como el dolor que son parte de mi vida, quiero aprender a abrir y cerrar ciclos, quiero aprender a conservar a la gente que tengo conmigo, quiero saberme despedir de aquella gente que no se quiere quedar o que se tiene que ir a un lugar mejor, quiero saber agradecer. 

Un semestre ha pasado desde que veía todo oscuro y sin una meta. Estoy a unos días de enterarme si pasé mi examen a la universidad pública del país, que también es una de las mejores en Medicina. Todo está en manos de Dios.

Lo que quiero hacer es tomarme de la mano de la medicina, en la otra mano tomarme de Dios, y lograr todas las metas expuestas arriba.